El Rosario estrena su jardín vertical, obra de Green Decco


Miércoles, 20 de Febrero de 2019
El edificio del claustro de la Universidad El Rosario, en el centro de Bogotá, tiene un nuevo atractivo: sus 63 metros cuadrados de jardines verticales, conceptualizados e instalados por el equipo de Green Decco.

“Por ser un edificio de conservación arquitectónica, tuvimos que instalar una estructura autoportante, que nos dejara una luz entre el muro y los módulos plásticos de las plantas, de entre ocho y diez centímetros, para que la humedad no dañara la pared”, indicó el gerente general de Green Decco, Diego Terán, respecto a la obra, en la que se utilizaron materas inteligentes que tienen integrado el sistema de autorriego con retorno y recirculación de agua, que sirve para ahorrar al máximo, el preciado líquido.

Este proyecto, que normalmente tardaría 60 días, se realizó en solo 35 días por la premura del cliente para dejarla a disposición del estudiantado.

Los directivos de la prestigiosa institución afirmaron quedar muy satisfechos con la obra e indicaron que fue un cambio definitivo en el ambiente de sus zonas de reunión; mientras que los estudiantes empiezan a sentirse familiarizados con esta estructura que los diferencia del resto de universidades del centro de la ciudad.

Terán, respecto a su cliente, resaltó que “si bien la Universidad del Rosario es una de las universidades más importantes del centro de la ciudad, es muy valioso saber que también están empeñados en generar espacios verdes, amigables y ambientales para el bienestar de la comunidad estudiantil: eso no lo hacen todas las universidades, que priorizan sus espacios para otro tipo de actividades, que si bien pueden impactar en el disfrute u ocio; no tienen la influencia que tienen los jardines y ecosistemas verdes, en la buena ‘vibra’ y ‘valorización’ de los ambientes, donde están presentes”.

Finalmente, en cuanto al diseño de los jardines, el gerente de Green Decco, resaltó que “aunque muchas veces el cliente quiere un determinado tipo de plantas, en la jardinería vertical no todas las especies funcionan en un mismo ecosistema, por temas como la luz y la aireación, además de factores como la alelopatía, que significa que hay plantas que son apáticas a otras, y hacen que no se den bien cuando se juntan; y todo esto hace que los diseños de los jardines varíen”.

“En este caso puntual, lo que se buscó fue generar una placa verde en el cual se hiciera semejanza, lo más posible a un ecosistema no definido por curvas, ni por plantas, ni por colores; sino que el orden fuera dado por la naturaleza. Se instalaron en total más de 3.600 plantas de 11 variedades”, puntualizó.

Fue más de un mes de trabajo continuado, pero al final, la experiencia verde y el pulmón generado por la comunidad rosarista al centro de la ciudad, han valido el esfuerzo.

Últimos Posts

  • El día de la madre de todos, la Tierra
  • La Candelaria fue declarada área turística sostenible
  • Los PRAE, es momento de sembrar

Últimos Comentarios

  • Buena tarde. Voy a construir un primer piso en el ...

Comentarios