Jardines verticales: opción estética y necesaria para las ciudades


Miércoles, 13 de Marzo de 2019
Aunque algunos autores consideran al botánico francés Patrick Blanc, como el padre de los jardines verticales, la realidad es que su nacimiento no se le puede atribuir a una única fuente; pues son variadas las civilizaciones y países que previamente los han utilizado a lo largo de la historia, por ejemplo en Japón, América y Europa.

Sin embargo, no cabe duda que los jardines verticales modernos sí le deben su evolución a Blanc; que le dio un nuevo aire a la arquitectura europea, optimizando el espacio de las ciudades, que crecen de manera vertical, y también deben originar recursos de renovación ecológica, de igual manera.

Hoy, Francia, Alemania, España e Italia son ejemplos de apuestas en jardinería vertical; con obras en museos, oficinas y hoteles, realmente alucinantes; como lo son también las de países asiáticos como Singapur y China; que han entendido los beneficios de este tipo de estructuras.

El primer país del mundo en adoptar una legislación para los jardines verticales fue Francia, y otras capitales, como Copenhague también han adoptado sus legislaciones propias.

Según Andalucialab.org, entre los beneficios ambientales de los jardines verticales están los de:

- Reducir el efecto de la isla de calor de las grandes ciudades.
- Aportar un tipo de repelente biológico a insectos y bacterias.
- Habilitar espacios urbanos no usados.
- En países con estaciones, se reducen hasta cinco grados la temperatura interior del edificio en verano; y la mantienen cálida en invierno; ahorrando hasta 500 euros al año.

Beneficios para la salud:

- La cobertura vegetal atrapa el polvo y genera oxígeno.
- Un edificio de cuatro plantas con una fachada portadora de este sistema, filtra al año 40 toneladas de gases nocivos y 15 kg de metales pesados (Darlington, 2001).
- El aislante vegetal reduce hasta 10 decibeles, la contaminación sonora.
- Es probado que las personas que tienen vegetación en su lugar de trabajo, mejoran su rendimiento, concentración y tienen menos riesgo de contraer enfermedades respiratorias en su lugar de trabajo.

A estas, se suma el aporte del gerente general de Green Decco, Diego Terán, quien indica que “un metro cuadrado de jardín vertical genera el oxígeno que requiere un ser humano durante un año”.

Últimos Posts

  • El día de la madre de todos, la Tierra
  • La Candelaria fue declarada área turística sostenible
  • Los PRAE, es momento de sembrar

Últimos Comentarios

  • Buena tarde. Voy a construir un primer piso en el ...

Comentarios